jueves, 1 de noviembre de 2007

Una predicción arriesgada

Ahora que ya hemos conocido los primeros pronósticos serios de los críticos y especializados en cine, me sorprende mucho la predicción de Tom O´Neill, de la página "The envelope".
En esa predicción, O´Neill no sólo asegura que "Sweeney Todd" va a ganar el Oscar a la mejor película, sino que además piensa que puede obtener los cuatro Oscar más importantes juntos: película, director, actor protagonista y actriz protagonista, algo que en 80 años de Oscar sólo han conseguido tres films: "Alguien voló sobre el nido del cuco", "El silencio de los corderos" y "Sucedió una noche".
"No, yo no he visto la adaptación al cine del clásico de Stephen Sondheim, pero yo he escuchado A suficientes personas que la han visto para estar seguro de mi predicción. Ellos están apasionados con la película. "Sweeney Todd" gusta a la gente, quizá por ese salvaje hombre que raja gargantas con su navaja. Es una provechosa receta para triunfar en Hollywood a través del lado oscuro y los asesinatos. El último musical que ganó el Oscar a la mejor película, "Chicago", también jugaba mucho con los asesinatos.
Pero "Sweeney Todd" es más hábil artísticamente. La pieza musical de Sondheim es una obra maestra. Por comparación, la banda sonora es de "Chicago" es igual de mala que Britney Spears.
Los espectadores no me han dicho si la melodía exuberante encaja con el fuerte drama, pero sí fueron seducidos por la búsqueda de venganza contra el viejo Juez Turpin (Alan Rickman) que le llevo erróneamente a prisión por robar a su mujer.
Yo tuve mis reservas sobre esta adaptación al cine al principio. Yo escuché que Tim Burton iba a cortar mucha música y se iba a centrar mucho en el personaje de Sweeney, aunque cambiándolo también con respecto al original. Pero ahora yo oí que Burton no corto todo, bueno, al menos la "carne" real de su personaje. El papel de la mujer de Sweeney (interpretado por Bonham Carter) todavía rompe los corazones de la audiencia mientras Sweeney continúa ignorándola, lo cual hace que Helena Bonham Carter sea una seria contendiente al Oscar a la mejor actriz. Su predecesora, Angela Lansbury, ganó el Tony a la mejor actriz.
Yo pienso que "Sweeney Todd" es buena contendiente para los Oscar de este año. Sí, hay una seria enfermedad en Johnny Deep cantando. Él no lo hace bien, pero yo he escuchado que hace sentir el bravo sentimiento de su personaje, muy parecido a Antonio Banderas en "Evita".
"Sweeney Todd" no es sólo un show. Es, quizá, el show más grande de Broadway. Y por ello, Burton tiene una gran batalla por delante. Yo creo que "Sweeney Todd" ganará mejor película, director y actor. No veo tan claro lo de Helena Bonham Carter, que aún así sí creo que estará nominada.
Angela Lans (la actriz en el papel de Helena Bonham Carter en el original) me dijo hace unos meses: "Pienso que esta chica es capaz de hacer algo muy interesante. Ella es británica, conoce Londres. Yo pienso que sorprenderá y hará una gran actuación".
Con tan poco público que ha visto "Sweeney Todd" es difícil conocer cuáles son sus reales posibilidades. Lo de que Burton se lleve el Oscar es mucho más probable, porque si la película gusta, los académicos tendrían todas las excusas para concederle el premio (a demanda también de una gran masa social que lo apoya). Lo de los Oscar de interpretación lo veo más difícil. Johnny Deep es muy mimado por la Academia y quizá el que Daniel Day - Lewis haya sido reconocido ya anteriormente por la Academia, puede brindarle el Oscar, aunque es difícil de saber. Helena Bonham Carter puede acabar nominada a mejor actriz, pero enfrente tiene una gran contienda con actrices que ahora mismo están mejor posicionadas que ella. Y hablo de Ellen Page, Marion Cotillard y Julie Christie.