jueves, 22 de noviembre de 2007

Toda la verdad sobre el proceso de selección

Se nota que los premios están a la vuelta de la esquina (la semana que viene tendremos los Gotham Awards, los premios del cine independiente británico y los premios del cine europeo; se presentan las últimas películas para los Oscar y se empiezan a perfilar las preferencias de cada uno). Por eso es importante saber cómo es el proceso de selección de películas para las nominaciones. Tom O´Neill lo cuenta así:

"Digamos que 5200 personas, de 5800 académicos, votan para mejor película. Usaremos ese número y categoría, como un ejemplo de cómo funciona el proceso, pero tenga en cuenta que la mayoría de las otras categorías están determinadas por el grupo de homólogos.
Para ser nominado, un film necesita una sexta parte más uno de los votos (en este caso, 868 votos de los 5200) Tan pronto como una película alcanza ese número de votos, esa película está nominada. El resto de papeletas con esa película se guardan, aunque ya no cuentan.
Después, las papeletas vuelven a ser redistribuidas y vuelve a buscarse que una película alcance la cifra mágica. En general, alrededor de una docena de rondas de redistribución se producen antes de definir las cinco finalistas.
Este proceso de votación beneficia a películas que cosechan una gran pasión. No importa si una película está ausente de la gran mayoría de las papeletas. Si consigue una sexta parte de los votos más uno, está nominada. Así es como películas como "Little Miss Sunshine" y "The Full Monty" fueron nominadas en el pasado. Estas películas no habrían logrado estar nominadas porque la mayoría de los miembros no las habrían mencionado en una votación ponderada dado el carácter snob de muchos académicos".

Este proceso de selección podría beneficiar, por tanto, a films como "No country for old men" o "There will be blood", además de films independientes como "Into the wild" o "Juno".