domingo, 18 de noviembre de 2007

"I´m not there" comienza a gustar mucho

Y "I´m not there" hace su aparición estelar. Cuando creíamos que el cupo de favoritos se habia cerrado, no podemos olvidarnos ahora de "I´m not there", el film de Todd Haynes que recrea la vida del cantante Bob Dylan. Y no podemos hacerlo porque Sasha Stone la ha considerado la mejor película del año, en paralelo a "No country for old men". Y porque está gustando en general. En rottentomatoes.com, la película lleva un 81% de críticas positivas tras 26 analizadas. Aquí os dejamos con el post de Sasha Stone. Para ver la crítica completa a la que hace mención, pincha aquí. Abajo podéis ver el original tráiler internacional de la película

"De "I´m not there, me encantó cada hilo, cada pulgada, cada momento, cada interpretación. Sí, Cate Blanchett da la intepretación del año, al nivel de Javier Bardem en "No country for old men", pero los otros actores de la películas también están soberbios. Michelle Williams como Edie Sedgewick, Julianne Moore como Joan Baez, Charlotte Gainsbourg fabulosa como Suze Rotolo / Sara Dylan, Christian Bale, Heath Ledger, Richard Gere y, sobre todo, Marcus Carl Franklin como el personaje de Woody Guthrie. Aquí hay un elenco que debería ser considerado seriamente como el mejor reparto del año. Sería la mejor elección, una elección inusual y quién sabe si ocurrirá, pero ahí está. Aquí tenéis la crítica de Pop Matters:
"Cuando se anunció que Todd Haynes se iba a hacer cargo de reproducir la vida y los tiempos de Bob "Zimmerman" Dylan, muchos dudaron. Llevar al cine la vida del último poeta laureado con la ideología y actividad inventiva de los años 60 parecía una insólita elección para el cineasta. Y lo que planteaba aún más dudas era que cinco actores diferentes le dieran vida, entre ellos un joven muchacho negro y una mujer (la actriz Cate Blanchett). (...) Lo que los críticos con la idea no habían previsto es el brillante resultado final.
Sobre el trabajo de los actores dice:
"Rompiendo la personalidad de Dylan en sus raíces (Marcus Carl Franklin), su etapa de blues (un feroz Christian Bale), su lado poético (Ben Whishaw), su etapa de superestrella (la magnífica Sra Blanchett), su vida personal (Heath Ledger), y su vejez iconográfica (Richard Gere), obtenemos su biografía, moderado por la verdad en torno a los mitos, folclore, insinuaciones y rumores que tienden a hacer de alguien una leyenda. Cate Blanchett resulta irreconocible (...) Podría ganar conjuntamente el Oscar a la mejor actriz y al mejor actor. (...) Blanchett es tan cruel y está tan pura que podemos sentir la vibra resonancia de su voz fuera de la pantalla. (...) Uno tiene que ser un idiota para no gustarle su interpretación."