martes, 19 de febrero de 2008

CRÍTICA DE "POZOS DE AMBICIÓN" ("THERE WILL BE BLOOD")

Nota: 9,5 (*****)

la ambición de Anderson

Paul Thomas Anderson ha logrado crear en "There will be blood" una película destinada a ser un clásico del cine. Con una maestría tan absoluta como fascinante, el director de "Magnolia" nos regala una verdadera joya, una demostración de sabiduría filtrada en todas las secuencias de la película. Con un dominio de la técnica apabullante, Anderson logra regalarnos un tipo de película inusual pero certeramente atrayente, que huye de cualquier conformismo para crear una obra atrevida, arriesgada y, encima, absolutamente maravillosa.
No es desde luego una película para el espectador común, pero sí lo es para cualquiera que perciba el cine como algo más que una máquina de entretenimiento. Lo que Anderson nos propone es una reflexión moral de alta envergadura, sobre la cual es incluso difícil extraer resultados. Podría ser una película filosófica, religiosa o anticapitalista; o todo a la vez, pero sería insultante catalogar en un apartado específico a este película, puesto que lo mejor del film es esa propia anarquía bien dirigida y una historia tan brillante que capta la atención del espectador desde el primer fotograma.
Por si fuera poco, elementos tan trascendentales como la dirección artística o la fotografía y sobre todo una incisiva y dominante música de Jonny Greenwood, acompañan de forma muy correcta el resultado final del film, y el regusto que le queda al espectador después de tal espectáculo es haber asistido a casi tres horas de puro cine.
Daniel Day - Lewis realiza aquí uno de los mejores trabajos vistos en los últimos años en el cine y, aunque en los instantes finales peca de una cierta sobreactuación, no podemos negar que estamos ante su quizá mejor trabajo (incluso mejor a su interpretación en "Mi pie izquierdo") y la mejor, sin duda, del año. Al mismo nivel que el británico encontramos a un sobresaliente Paul Dano que realiza una interpretación digna de la nominación y tal vez de un Oscar (afortunados somos de que no sea rival de Bardem) y nos augura una prolífica y brillantísima carrera del joven debutante en "Pequeña Miss Sunshine".
Con una excelente adaptación de la novela de Upton Sinclair, Paul Thomas Anderson logra en este trabajo su matrícula de honor y nos regala la que es la gran película del año y, sin duda, la gran merecedora del Oscar al mejor film.
.
ACTUALIZACIÓN 20 feb. 00.24h.: Podéis leer otra interesante crítica de "There will be blood", firmada por mi amigo Néstor, en su blog deformacionprofesional.org

5 comentarios:

Holaaa dijo...

Aún no la he visto. Espero con ansia poder hacerlo y, creo que me gustará casi tanto como el film de los Coen. Puede que no la pueda ver hasta después de los Oscar (no voy a estar en mi casa este fin de semana). Pero, aun así, prefiero ver a los Coen con el Oscar.

nassusmagnus dijo...

se ve bastante buena, y su trama no deja de ser atrayente. Saludos

Jose Barriga dijo...

me alegro de que la vieras por fin yo le coloque un 10,,, Ya Me debes entender EN PORQUE YO PIENSO QUE THERE WLL BE BLOOD DEBE GANAR ESTE DOMINGO,,,,

El Pijo dijo...

Poz io x mi tb tengo muxisimas ganas d verla, y d q se lleve el Oscar antes q No country, pues no me gusto demasiado, esta en cambio presagio q lo puede acer, xo no se si la podre ver antes del Oscar.
Espero q si.

Un saludo!!

Anónimo dijo...

Solo una matizacion: Paul Dano ya fue revelacion en la maravillosa L.I.E de Michael Curtiz, uno de los directores de A dos metros bajo tierra.