domingo, 11 de noviembre de 2007

"No country for old men" : ¿Suficiente o demasiada testosterona?

Como "No country for old men" es la película de moda, Tom O´Neil en su blog de Gold Derby, ha querido preguntarse si "No country for old men" puede alcanzar la nominación a mejor película. Él señala que a día de hoy, no cabe duda de que arrasaría entre los premios de la crítica, tal como les pasó a otros films como "L.A. Confidential", "Mulholland Drive" o "United 93", teniendo en cuenta que sólo la primera logró finalmente la nominación a mejor película en los Oscar. Son, según él, víctimas de la "testosterona precoz" de muchos críticos. "Más del 80 por ciento de los críticos de cine son hombres y, ellos suelen moverse en favor de la violencia y películas como "No country for old men".
"Mulholland Drive" apareció en el New York Film Critics Circle como una solución de compromiso a la hora de votar otro film que no fueran "En el dormitorio", "Gosford Park" o "Shrek" Después de la votación, pedí a un miembro femenino (una de las pocas entre más de 30 miembros) de la asociación que me explicara por qué había ganado "Mulholland Drive". "Tengo que admitir que conmocionó el infierno interior de todos nosotros", confesó. "Pero ahora que lo pienso, la razón es evidente, ¿no? La película tiene una escena caliente lesbiana. " Más tarde, otras asociaciones también premiarían a "Mulholland drive" como la mejor película del año.
Este año, esta testorena está desatada por la tremenda persecución entre Javier Bardem y Josh Broslin. Cuando vi "No country for old men" en el festival de cine de Toronto, pensé que era buena, pero repetitiva y obvia. Javier lo persigue, Josh se escapa y luego otra vez de nuevo, hasta el final de la película. Pero la mayoría de los críticos de cine no se preocupan por los defectos. En la penumbra del teatro de Toronto pude observar el alegre deseo de sangre en sus caras, ya que en cada acción violenta de Javier se podía escuchar: "¡Qué pasada!"
¿Los votantes de los Oscar son iguales? Ellos también son mayoritariamente varones, pero eluden las películas demasiado violentas o con mucha carga erótica.
Francamente, no sé qué pensar. La semana pasada, muchas votantes de los Oscar que habían visto "No country for old men" me dijeron que no entendían el efusivo recibimiento de la película por parte de la industria. Una de ellas (sí, una (femenino)) me llegó a decir que odiaba la película. Dos honbres de mediana edad me dijeron que les había gustado el film, pero en sus voces no podía escucharse una gran efusividad. El final de la propia película también deja a muchos descolocado"
Al final, Tom O´Neill piensa que la película puede estar nominada a mejor film, pero que la ve sin grandes posibilidades de llevarse el Oscar, por esa suficiente pero a la vez desmesurada "testosterona" que desprende el film.