lunes, 12 de noviembre de 2007

Cate Blanchett [Completando Quiniela (y VI)]

El selecto grupo de diez actrices con mayor fuerza para ser nominadas al Oscar lo cerramos (no están todas las que son pero si son todas las que están) con Cate Blanchett. Para algunos, y no somos pocos, considerada la mejor intérprete femenina del momento. Como siempre analizaremos su particular camino hasta nuestros días y el por qué de esa afirmación:

Australiana (nació en Melbourne, el 14 de Mayo de 1969), la joven Catherine Elise Blanchett, hija de un alto ejecutivo de publicidad (ya fallecido) y una profesora, inició los estudios de económicas, los cuales abandonó al tiempo, para decantarse por la interpretación. Esta decisión, le llevó a ingresar en el Australia's National Institute of Dramatic Art, pasanso a trabajar, tras su graduación en 1992, en el Sidney's Theatre's Company. Su primer papel en el cine fue en la producción australiana Police Rescue: The Movie (1994), de M. Carson, adentrándose en la meca, Hollywood, 3 años después con la cinta Camino al paraíso (1997), de B. Beresford.
Elizabeth (1998), de Shekhar Kapur, fue su trampolín internacional: el rol de Isabel I Tudor le reportó los mayores elogios del año a una interpretación femenina, haciéndola merecedora, entre otros, del Globo de Oro a Actriz Dramática (pero el Oscar lo perdió, para sorpresa de muchos, en detrimento de una correcta Gwyneth Paltrow en la sobrevalorada Shakespeare enamorado). El tirón que le dio la película y su nominación al Oscar lo aprovechó, eligiendo papeles en producciones muy interesantes [El talento de Mr. Ripley (1999), de A. Minghella; Bandits (2001), de B. Levinson; Charlotte Gray (2001), de G. Armstrong; Atando cabos (2001), de L. Hällstrom, Veronica Guerin (2003), de J. Schumacher,....], marcándose un tanto a su favor en su filmografía con el papel de Galadriel en la magnífica trilogía de El señor de los anillos [La comunidad del anillo (2001); Las dos torres (2002) y El retorno del rey (2003)] de P. Jackson.
La Academia veía como una de sus actrices más productivas y eficaces de todo su plantel necesitaba ya de su beneplácito y la oportunidad le vino redonda con la arrolladora personificación que hizo de la gran diva Katherine Kepburn (la actriz con más Oscars en la historia, 4 en total) en El aviador (2004), de M. Scorsese, que la llevó a recoger el premio a Mejor Interpretación Femenina de Reparto. Los años siguientes nos siguieron trayendo a las pantallas a una Blanchett perfecta en todas las películas en la que mostraba su anodino rostro y exponía su talento: Life Aquatic (2004), de W. Anderson; Babel (2006), de A. González Iñárritu o Diario de un escándalo (2006), de R. Eyre, por la que volvió a ser nominada este año pasado en actriz de reparto.
Elizabeth: La edad de oro, nos devuelve, 9 años más tarde, su papel que la llevó al estrellato, en una secuela, con idéntico director (pero mayor presupuesto) que le costó aceptar pues no veía conveniente retomar la historia. Resultado: Las críticas eran inevitables y la comparación con la primera película le han jugado en contra (aquí http://lososcar2008.blogspot.com/2007/10/una-futura-reina.html ya recogimos como la propia Blanchett se defendía de ellas). A pesar de que la cinta no ha gustado, su interpretación es lo único, grosso modo, que se valora de todo el conjunto. Veremos si somos testigos de su hipotético doblete siendo nominada en protagonista por esta obra y por, con superiores posibilidades, I'm Not There en reparto (el último actor que lo consiguió fue Jamie Foxx, en 2004, por Ray y Collateral).

PD: Felicidades por su embarazo