miércoles, 21 de noviembre de 2007

Numerosas críticas positivas para "I´m not there"

El último film de Todd Haynes, "I´m not there" sigue cosechando buenas críticas. Todas valoran el trabajo del numeroso reparto que interpreta a Dylan, así como la dirección y su guión. Esto supone un relanzamiento del film, ya que había quedado algo reducida a un segundo plano desde hacía algunas semanas. En rottentomatoes.com, las críticas positivas, tras 53, son del 79%, una cifra alta, aunque quizá no suficiente para llevarla hacia la nominación a mejor película. En todo caso, es una película que o gusta mucho o no gusta nada. Aquí os dejamos con algunos cortes de distintas críticas:

A. O. SCOTT (NEW YOR TIMES)
"Sin embargo, yo no quito un minuto de esta película. Tampoco puede terminarse nunca "I´m not there", puesto que invita a la interpretación de ella durante largo tiempo, a la crítica y a la revisión. En lugar de proponer una perspectiva definitiva de la carrera de Bob Dylan, Todd Haynes ha utilizado su carrera como combustible para un amplia investigación histórica sobre su propia vida y los tiempos en los que vivió. A pesar de su título, "I´m not there" es una profunda y conmovedora película personal, afanado en su compromiso con los misterios de los últimos tiempos."

"Combinando elementos del documental de Dylan "Don't Look Back", y del "8 1/2" de Federico Fellini, el Judas (Blanchett) es la parte eléctrica en todas las formas -- desde el momento en que el cantante aleja a sus fans en una fiesta popular por conectar su guitarra y Pete Seeger trata de cortar la cuerda con un hacha. Haynes dijo que él ha escogido a Blanchett para representar la muerte de Dylan entre los aficionados, de su repentino cambio tras su popularidad, pero tal vez no es coincidencia que nos da la auténtica representación de Dylan como pura imagen, como icono indeleble cultural. David Cruz y Michelle Williams hacer memorables interpretaciones en la presente sección como Allen Ginsberg y Coco Rivington (respectivamente, por supuesto). Al igual que el director de caracteres en "8 1 / 2," Jude está siendo interrogado para siempre -- por sus fans, por sus amigos, por la prensa -- en cuanto a lo que se entiende por su trabajo, sus posturas, sus acciones. Todo lo que él hace es objeto de examen, al igual que leer las hojas de té en busca de pistas."