jueves, 1 de noviembre de 2007

Primeros aplausos de la crítica para "There will be blood"

Las primeras críticas que han sido publicadas sobre "There will be blood", la nueva película de Paul Thomas Anderson, y una de las favoritas para el Oscar, son muy favorables al film. En la edición digital de Variety, han publicado una crítica que alaba las virtudes de Anderson en su dirección y las interpretaciones de Daniel Day - Lewis y Paul Dano. Además, valoran muy positivamente la fotografía de Robert Elswit y una banda sonora de "extraordinaria originalidad". Dicen que el personaje de Daniel Day - Lewis se parece mucho al de Charles Foster Kane en la película de Orson Welles "Ciudadano Kane" (1941). El dato negativo es que, según dice el crítico, la película no logrará que el espectador se identifique con el film (por la historia, la trama, la caracterización de los personajes...) ¿Qué es preciso por tanto para ganar el Oscar? ¿El favor de la crítica o el del público?
En incontention.com, al film le dan tres estrellas y media (siendo cuatro la puntuación máxima) y resaltan virtudes similares a la crónica de Variety. Todos, además, reseñan ese cambio significativo en la filmografía de Paul Thomas Anderson tras realizar trabajos tan extraños como "Magnolia" y, sobre todo, "Embriagado de amor".
Pero volviendo a la pregunta anterior, es muy significativo pensar si con el favor de la crítica, pero no del público, "There will be blood" puede ganar el Oscar, ya que sin el apoyo social un film no se hace grande en la alfombra roja. ¿Puede ser esa la dolencia también de un film como "No country for old men? ¿Es la virtud principal de "Atonement" o de "American gangster"? Ahí entraríamos en el debate de siempre de si en los Oscar gana la calidad o la popularidad. Si fuera calidad, las películas más aplaudidas hasta ahora han sido títulos como "Juno", "El asesinato de Jesse James..." o "Into the wild", films que apuran sus opciones de la nominación, pero que viven a la sombra de otros títulos que con menor apoyo de la crítica, se están haciendo grandes y aguantan arriba.
"There will be blood" parece que tendrá el favor de la crítica, y ahora habrá que esperar a la reacción del público. Hagan apuestas.