viernes, 26 de octubre de 2007

¿Un musical? ¿Cine gore? ¿Film romántico?... ¿Qué es "Sweeney Todd"?

"Absolutamente fantástica. Una de las mejores cosas que ha dirigido Tim Burton". Ese es uno de los comentarios que algunos privilegiados han dicho tras visionar "Sweeney Todd", la última criatura de Tim Burton. "The movie is pretty much your dream of what it would be, when you first heard that Burton and Johnny Depp would be turning the Stephen Sondheim musical into a movie: it’s a dark, brooding horror-musical-comedy that hits all the right notes."
Pero eso, ¿qué es exactamente "Sweeney Todd?". Todos sabemos que nace de un musical de gran éxito. ¿Pero en qué lo ha transformado Burton? En el primer tráiler, la película destila oscuridad, tenebrosidad, incertidumbre... pero también romanticismo con dos escenas de Boham Carter y el toque musical lo pone una secuencia de Deep cantando. ¿Qué nos ha ofrecido el segundo tráiler? Éste nos ofrece aún más oscuridad y, ante todo, mucha sangre. No hay casi rastro de romanticismo y... ¿dónde quedó el musical? Ni una sola pieza musical en todo el tráiler. Porque sabemos sus antecedentes, que si no... ¿acaso es una estrategia comercial?
Los que la han visto dicen que claramente es una película de terror (la distribuidora se negó a estrenarla en navidad, pero dada la competitividad, no les quedó más remedio que adelantar el estreno en todo a EEUU a estas fechas, aunque la temática no sea la habitual en época navideña). "La sangre sólo aparece en algunas escenas de'Sweeney Todd' pero cuando lo hace, es de forma efusiva. Yo no puedo recordar cuando vi tanta salpicadura de sangre en una película comercial"
El autor señala que el asesino protagonista tiene todos los tópicos de este tipo de personajes, pero que entiendes su actitud de venganza contra aquellos que arruinaron su vida.
Parece que el "Sweeney Todd" de Burton dista mucho del que triunfó en Broadway. Pero parece claro que un trabajo en manos de Burton es objeto fácil de alteración, y que Deep y Boham Carter no tienen el rango suficiente para crear un musical y una historia romántica convincente. Eso sí: hay música y hay romanticismo, aunque no tanto como en el original. Así que Burton hace lo que sabe hacer con maestría, y ahora queda saber si a los demás nos va a gustar o no.