martes, 30 de octubre de 2007

Keira Knightley... ¿por qué le gustaran tanto las películas de época?

Continuando con las favoritas en los Oscar a este año y es el turno de la británica Knightley. Vamos a ver quién es y por qué está aquí: Al igual que Marion Cotillard, su familia es la típica de artistas, es hija de un actor teatral (Will Knightley) y una escritora (Sharman MacDonald) y su hermano mayor (Caleb) es músico. Según aparece en internet de pequeña sufrió dislexia (y yo me pregunto: ¿la dislexia no era crónica?). No era de extrañar que la pequeña encaminara sus pasos hacia la interpretación; así, su primera película fue en Dos mujeres (1994), con apenas 9 años. Cinco años después Keira, tras participar en producciones televisivas (Oliver Twist) conseguía su primer papel en Hollywood, formando parte del reparto de la muy esperada y decepcionante Star Wars. Episodio I: La amenaza fantasma. Buscó el éxito en el cine para adolescentes (The Hole o Quiero ser como Beckham) aunque su gran filón lo encontró en la (trilogía?) Piratas del Caribe (2003, 2006 y 2007) que la convirtieron en super-estrella, perteneciendo a esa categoría de jóvenes actrices guapísimas, mimadas por Hollywood y en boca de todos, como Scarlett Johansson, Kirsten Dunst o Natalie Portman. A partir de aquí "seleccionó" sus trabajos futuros en USA, buscando, según ella, "su perfeccionamiento como actriz", así llegaron producciones del tipo El rey Arturo (2004) o The Jacket (2005), donde más bien se lucía en acompañar al galán de turno. Tuvo que ser en su país natal donde le ofrecieran un papel que se acomodara a su perfil (perfil que, por cierto, iba menguando cada vez más): Orgullo y prejuicio (2005) le abrió las puertas de los premios y de las nominación al Oscar (un personaje literario celebérrimo llevado al cine es, casi, una victoria segura, pero Knightley pecó de novata y quedó la última entre las favoritas a llevarse la estatuilla). En estos años ha seguido en la cresta de la ola tanto por la saga de Jack Sparrow como por sus rumores de anorexia; hasta que llegó Expiación, dispuesta a ser la película del año, su "peculiaridad" radica en que viene a es ser la gran historia de amor de este año, basado en un best-seller (otro personaje literario para Keira); es la encargada de encabezar a todo el reparto (como ya hizo en Orgullo y prejuicio) y, por ello, la que espera recibir los reconocimientos interpretativos. PD: Un apunte: las 3 favoritas a llevarse el Oscar este año, ahora mismo: Page (canadiense), Cotillard (francesa) y Knightley (inglesa) no son norteamericanas, curioso.