lunes, 29 de octubre de 2007

Becoming... Marion Cotillard


Siguiendo tu comentario, analizaremos a una de las grandes rivales de Page por el Oscar.

Como todos sabemos, la actriz es francesa, concretamente, nació en la Ciudad de la Luz (y el amor) (que cursilada) el 30 de Septiembre de 1975, en el seno de una familia de artistas (actores, directores, escritores y escultores).
Con 20 años comenzó su carrera, gracias a series de televisión como Highlander o Extrême Limite, siendo su primera película Le histoire d'un garçon qui voulait qu'on l'embrasse (1994), aunque el golpe en su trayectoria le vino, poco después, acompañado de una trilogía (de culto?): Taxi (1997,200 y 2003) que prosiguió hasta verse merecedora del César a la Actriz Revelación por Les Jolies Choses (2000). A partir de aquí comenzó el nuevo milenio como una de las grandes esperanzas del cine galo (Quiéreme si te atreves) que ratificó con su participación en proyectos internacionales: primero, Big Fish (2003), de T. Burton; segundo, Largo domingo de noviazgo (2004) de J.-P. Jeunet, que le valió su 2º César, ahora en la categoría de actriz de reparto; y 3º, Un buen año (2006), de R. Scott [en todas ellas, Cotillard aparecía en un discreto papel secundario, pero dando la réplica a stars de la talla de Ewan McGregor, Audrey Toutou o Russell Crowe, entre otros].
El salto definitivo que necesitaba le llegó este año: el biopic sobre Édith Piaf (La vida en rosa) ha sido muy esperado y a todos ha dejado claro en la verosimilitud de la actriz y en otorgarle al personaje toda la carga emocional y dramática que necesita. (El caso de Marion puede recordarnos, levemente, al de Penélope el año pasado: una actriz que ha probado el éxito en Hollywood pero que está empezando a ser reconocida como intérprete potente gracias a un papel en una película europea).