jueves, 24 de enero de 2008

Editorial: Primeras teorías

Se abre la veda: es hora de especular. Ya conocemos los nominados al Oscar y es ahora cuando debemos comenzar a predecir quiénes serán los triunfadores de la ceremonia del próximo 24 de febrero. Estamos, parece claro, en un año igualadísimo en casi todas las categorías. Tal como dice Fernando de Luis-Orueta en tiooscar.com: "Las candidaturas a los Oscar dadas a conocer el martes han dibujado una competición mucho más abierta de lo esperado. No sólo por ese empate en la cumbre entre "No country for old men" y There will be blood", sino también por la coincidencia en la práctica totalidad de las categorías de, al menos, dos contrincantes con muchas opciones al premio."
Quizá, precisamente, la categoría más reñida sea la de mejor película. A primera vista, podemos intuir que de las cinco nominadas, sólo tres cuentan con verdaderas posibilidades para ganar. ¿O nos estamos equivocando? "Michael Clayton", es de las cinco, la que en principio menos garantías de victoria tiene. Su nominación ha sorprendido a muchos, sobre todo teniendo en cuenta que había pasado muy inadvertida entre el público y que en ningún momento de la carrera, salvo al final, parecía ser una seria aspirante a la nominación. Al principio, porque se creía que los estrenos gordos de fin de año ("Sweeney Todd", "Charlie Wilson´s war"...) la iban a desplazar, pero fue resistiendo a los golpes y cada vez parecía afianzarse más en sus posibilidades, sobre todo teniendo a la crítica de su lado que, aunque nunca consiguió el premio a mejor película por parte de ninguna asociación, casi siempre la apoyó con algún premio secundario. Pero huele a que "Michael Clayton" será la "The Queen" de este año: querida por la crítica y aceptada por el público... pero sin casi posibilidades de victoria. El respaldo inesperado hacia la película parece que se va a consumir con la consecución de la nominación y puede ser la gran derrotada de la noche, puesto que en muchas otras categorías en las que está nominada tampoco parece contar con muchas posibilidades (dirección, actor protagonista, actriz secundaria, banda sonora...)
"Juno" sería la segunda aspirante desplazada, pero no estamos tan seguros como con "Michael Clayton". "Juno" ha sido la niña mimada (nunca mejor dicho) de los críticos y, por si fuera poco, se ha convertido en un éxito de público absolutamente inesperado. ¿Puede esto influir entre los académicos? Parece claro que "Juno" ha conseguido lo que pocos films independientes han logrado: llegar a convertirse en un film popular. ¿Le puede esto facilitar el camino hacia el Oscar? Desde luego que es importante ese espaldarazo del público hacia la cinta (y nunca llegaremos a saber cuánta ha sido su influencia para su nominación) pero, a pesar de todo, parece no contar con el mismo respaldo dentro de la Academia. No podemos olvidarnos que "Juno", con éxito o no, sigue siendo un film pequeño (el más pequeño de las cinco) y pudimos comprobar con "Pequeña Miss Sunshine" que esta naturaleza no da buen augurio para los Oscar.
Desechadas estas dos (con nuestras reservas, repetimos), nos quedan 3 candidatas. "Atonement" ha sido la gran incógnita de las últimas fechas. Siendo la líder de la carrera durante buena parte de la misma, en el último mes la crítica y casi todos los gremios se olvidaron de ella, lo que emborronaron su futuro en los Oscar. Con la nominación ya salvada, ahora debemos dilucidar cuál es el grado de daño que le ha supuesto al film esos desaires. Una cosa ya sabemos: "Atonement" ya no es la lider de la carrera, pero... ¿se han ahogado todas sus posibilidades? Hay que tener en cuenta que "Atonement" es, de las cinco nominadas, la que más se ajusta al gusto tradicional de la Academia, por no decir la única. Esto le va a reportar sin duda muchos votos pero es imposible determinar si serán los suficientes como para llevarse el Oscar. Sólo les decimos una cosa: no se olviden de ella.
"No country for old men" y "There will be blood" son, aparentemente, las máximas favoritas. Las dos han sido las grandes triunfadores de la crítica y han logrado un meritorio respaldo del público, sobre todo la cinta de Anderson, que se ha convertido en una verdadera revelación en el último mes. Cabe pensar que los votantes de "No country for old men" y "There will be blood", son los mismos (o casi) y los académicos afines deberán dividir su voto (algo que no ocurre con "Atonement", ante la ausencia ya mencionada de otros films del mismo corte). Las dos tienen un arma valiosa: "No country for old men", además de ser la teórica favorita, puede ser muy del gusto de una gran parte de los varones votantes dada su excesiva violencia y presencia masculina. "There will be blood", por el contrario, viene siendo una revelación que puede explotar definitivamente en el momento justo. La película de Anderson ha ido creciendo poco a poco y ha logrado convertirse en la aparente alternativa a "No country for old men".
A día de hoy, es imposible determinar una virtual ganadora. Podemos hablar de un cierto favoritismo hacia "No country for old men", pero esta afirmación apenas posee solidez. Estamos en una de las temporadas más igualadas y mucho no me puedo equivocar si digo que no sabremos con certeza hasta la noche de la ceremonia quién se llevará el gran premio. Las apuestas, sin embargo, ya se han abierto.