martes, 15 de enero de 2008

Editorial. "El orfanato": Gracias por participar

Se acabó. El anuncio del corte de la Academia en la categoría de mejor película de habla no inglesa ha dejado fuera a la opción española: "El orfanato". Lejos de ser una sorpresa, es la confirmación de que la cinta de Bayona no era la candidata idónea para representar a España este año en los Oscar.
¿Por qué no lo era? No lo era porque, a pesar del arrollador éxito de "El laberinto del fauno" el año anterior, el cine de terror (aunque la película de Del Toro no es estrictamente eso) nunca ha funcionado bien en esta categoría. La mayoría de los miembros del comité suelen ser personas de avanzada edad que no se rigen por los gustos populares actuales.
Y no lo era, en definitiva, porque "El orfanato", no es una gran película. Nos hemos cansado de escuchar (al menos aquí en España) que la película de Bayona era un extraordinario film. Desde su aplaudida presentación en Cannes, los medios de comunicación han engordado una película que, sin dudar que sea una buena cinta, se queda muy lejos de, por ejemplo, la obra maestra de Guillermo del Toro.
"El orfanato" es una buena película de terror. Lo es porque no necesita derramar abundante sangre o meter superfluos sustos para dar miedo al respetable. Lo es porque derrocha ilusión y juventud y, ante todo, una sabia dirección. Pero repito: no es la maravilla que muchos dicen y mucho menos, tan original como cuentan. Vale, no hay sangre y casi sustos, pero la película acaba contando una historia muy típica (que recuerda a la de "Los otros") con los giros habituales de este tipo de género. Lo mismo de siempre, más que contado de otro modo.
Parecía claro que esta película no estaba destinada a triunfar en los Oscar. El objetivo de este film se encontraba en taquilla. Ahí, la película sí ha arrasado: ha sido el film más visto en España durante el 2007 y en EEUU está funcionando muy bien desde su estreno el 28 de diciembre. Como ya señalamos en un anterior post, el objetivo de "El orfanato" era ése y que la película sirviera como plataforma para lanzar a su debutante director y a Belén Rueda (siguiendo la estela de otros españoles como Juan Carlos Fresnadillo o Maribel Verdú) hacia Hollywood. Pero los Oscar no eran su escenario.
¿Qué otra opción debía haber escogido la Academia española? Siendo sinceros, "El orfanato" era de lo poco que tenía para enviar la Academia. El 2007 fue un triste año para el cine español, donde sólo, a mí parecer, se salvan las cintas "Mataharis" y "Siete mesas de billar francés". Esto lo demuestra las nominaciones a los Goya de este año, donde la calidad en la mayoría de las candidaturas es muy baja (y lo dice un defensor del cine español). En estos premios, parece claro que "El orfanato" se llevará una buena cosecha de galardones, entendiendo más que para el cine español ha sido la tabla de salvación (económica) en un año de grandes apuros y desigualdades. Y eso se premia. Pero los Oscar son diferentes. Allí se premia la calidad (aunque se hayan quedado fuera del corte grandes películas como la rumana "4 meses, 3 semanas y 2 días" o la francesa "Persépolis") y "El orfanato" no tiene la calidad suficiente como para estar entre las cinco fianlistas.

1 comentario:

Mariano dijo...

Puedo entender que no incluyan "El Orfanato", a mi particularmente no me gustó, me pareció frágil y por momentos abzurda... pero cómo no está la candidata rumana, cómo no está la francesa "Persépolis", COMO NO ESTÁ XXY??? POR DIOS!
Espero que Persépolis al menos quede en film de animación... Pero lo que han hecho con Rumania y Argentina, sencillamente no tiene perdón! no, no, no