lunes, 10 de septiembre de 2007

Toronto eleva a las alturas a Bardem y a los Coen

El Festival Internacional de Toronto se ha convertido en uno de los referentes ineludibles en el inicio de la carrera hacia los Oscar, donde muchos de los títulos que competirán por el Oscar se presentan de manera oficial ante la crítica y el público. El año pasado, films como "The Queen", "Volver" o "El laberinto del fauno" se presentaron allí y enseguida se erigieron como títulos competitivos para el Oscar.
Este año, la selección es aún mucho mayor. Entre una multitud de títulos, se presentan "The assasination of Jesse James by the coward Robert Redford", "Atonement" (presentadas ambas también en Venecia el mes pasado), "The brave one", "In the valley of Elah", "I´m not there", "Lust, caution"...
De las vistas hasta ahora, las mejores críticas las ha recibido el film de los hermanos Coen "No country for old men". Pero, sin duda alguna, quien se ha llevado la mayor ovación ha sido la interpretación en este film de Javier Bardem, que le posicionan de una manera clara por el Oscar.
"La Nueva España" (perdonadme la fuente, por favor) dice: "En el estreno canadiense hubo forcejeos para entrar a la primera exhibición para prensa e industria. Y el comentario era general, Bardem borda el papel de Anton Chigurh, el sádico asesino que aterroriza a un ingenuo Texas en los años setenta. La dirección de los hermanos Coen es impecable; la actuación de Josh Brolin y Tommy Lee Jones es sólida; pero ha sido la personificación de Chigurh que brinda Bardem la que ha provocado la entonación de las palabras mágicas por parte de la crítica. El principal periódico canadiense, «The Globe and Mail» señala que Bardem «presenta una interpretación de impresionante aplomo valedora de un "Oscar", una interpretación que excava en el corazón del diablo». Los hermanos Coen explicaron en Toronto que, desde el primer momento, pensaron en Bardem, para la película, el único actor capaz de personificar al asesino Anton Chigurh, por el magnetismo que desprende ante de la cámara. «Sabíamos que tenía que ser alguien que atrajese la atención, toda la atención en la película. Javier es alguien, por nuestras experiencias pasadas de su trabajo, que sea lo que sea lo que haga no le puedes quitar el ojo de encima», continuó el mayor de los hermanos Coen."
Además, la revista "Entertainment weekly" hace esta extraordinaria información: "Javier Bardem es la mejor exportación española desde Picasso"
Con estos comentarios, parece fácil pensar que Bardem va a repetir su éxito en los Oscar tras la nominación en "Antes que anochezca". Y lo mejor es que la competencia en la categoría de actor secundario no es muy fuerte de momento. Alan Rickman ("Sweeney Todd") y el jovencísimo Paul Dano ("There will be blood") son otras apuestas fuertes en esta categoría.

1 comentario:

Juan dijo...

Buenas! Yo con esta cinta tengo una impresión que me recuerda al año pasado cuando Forrest Whitaker que, desde el comienzo se antepuso a todo en El último rey de Escocia. Y, aún es pronto, pero fíjense que todos hablan de Day-Lewis (con el que levito y doy mil vueltas en el aire) y la película (incluido director) en segundo plano. Y creo que con razón, porque el trailer promete un trabajo ¡10! del actor británico/irlandés y la vuelta a la maestría de P.T. Anderson.

P.D. 1) Siempre recordaré a Paul Dano por L.I.E.

P.D. 2) Este año la categoría de Mejor Actor Protagonista sí que promete cantidad y calidad. A priori, ya contamos con muchos más candidatos resaltados que en 2006, acreedores de críticas tan incentivas que están asentado lo que promete una edición de los Oscars de mayor fuerza que las pasadas (POR FAVOR! ESPERO NO EQUIVOCARME CON EL PASO DE LOS DÍAS!).

Talueg!bss