viernes, 21 de diciembre de 2007

¿QUIÉN TEME A RUBY DEE?


Los Oscar y su universo son sinónimo de markéting, de caprichos, sorpresas y reconocimientos. El auge o caída de las candidaturas en cada apartado dependen, usualmente, en estos meses previos a la gran noche en el teatro Kodak, al éxito de la película entre el público, su aceptación por la crítica y los especializados, su repercusión o, simplemente, la suerte como venga. Cuando Javi inauguraba el blog, hace más de tres meses, en su primer termómetro (10 de septiembre) el nombre de Ruby Dee no aparecía (el gran elenco de "American Gangster", como sabemos, nominado a los SAG, incluye nombres tan famosos como Denzel Washington, Russell Crowe, Chiwetel Ejiofor, Josh Brolin, Carla Gugino y Cuba Gooding Jr.), fueron los Satellite Awards los que valoraron su papel de Mama Lucas en la obra de Ridley Scott, pero se quedó ahí, en una única nominación en estas semanas; sólo el Gremio de Actores ha vuelto a tenerla en cuenta, imponiéndose a compañeras mejor posicionadas, hasta el momento, como Saoirse Ronan o Jennifer Jason Leigh: esta decisión puede responder a dos motivaciones, o bien, su papel no ha gustado a los críticos, cegados ante Amy Ryan, Cate Blanchett y, en menor medida, Tilda Swinton pero, sin embargo, es afín al gusto de los actores; o bien, que estos mismos han querido homenajear a una de las intérpretes de reparto más fecundas de Hollywood y colocarla en una mejor situación ante las nominaciones de la Academia propiciando, de este modo, una especie de galardón a su meritoria trayectoria (recordemos que el año pasado, aunque con ciertas diferencias, con el caso que nos ocupa, Alan Arkin, otro de los actores clásicos de la industria, vio con su Oscar en esta categoría, el mejor símil de premio a su carrera). Nuestra protagonista lo tiene más complicado, pero no imposible, para entrar en el top 5: "Atonement", con gran sorpresa, está estancada, incluso, muy paulatinamente retrocede, para beneficio de "No Country for Old Men", ya no es la gran gran favorita que era y, sin duda, afecta a las interpretaciones del film, como hemos observado, Ronan no ha sido nominada, ni Knightley ni McAvoy, hasta Redgrave ha perdido las pobres esperanzas que le quedaban, este desplante beneficia a Dee y Catherine Keener, además, algunos nombres de la lista son una incógnita o, simplemente, están en el principio de su ocaso, Tomei, Garner y Macdonald esperan un milagro en forma de nominaciones que responderían a la calidad del reparto en las que participan, respectivamente, porque si no… Ante esto, y viendo que tanto Ryan, Blanchett y Swinton son intocables, las otras dos posiciones ¿quiénes las ocuparán? Los SAG han hablado, ahora sólo le queda a Ruby mantener el tipo, un par de reconocimientos más, y la veremos sobre la alfombra roja... ¿o no?