viernes, 28 de diciembre de 2007

Marion Cotillard y sus antecesoras

Su nombre está en boca de todos desde que "La vida en rosa" inauguró la pasada Berlinale '07. Olivier Dahan creó una obra que, sin ser perfecta, consigue el máximo de esta mujer en una de las mejores intepretaciones femeninas de todo el año al devolver a la palestra a la mítica Édith Piaf (1915-1963).


No es extraño que grandes o pequeñas actrices logren el éxito encarnando en la gran pantalla a reputadas cantantes famosas. Música y cine se entienden muy bien y la mezcla de talento, femeneidad, inteligencia, superación,.... es todo un valor seguro.
"Con una canción en mi corazón" (1954), de Walter Lang, era el título sobre el biopic de Jane Froman (1907-1980), actriz y cantante de Missouri que cayó en una grave drepesión tras quedarse paralítica en un accidente. La encargada de interpretarla era la siempre perfecta Susan Hayward, que vería como era ganadora del Globo de Oro a la Mejor Actriz en Comedia o Musical y era nominada por 3ª vez al Oscar (lo ganaría, finalmente, a la 5ª, con "¡Quiero vivir!" en 1958).
Eleanor Parker en la magnífica "Melodía interrumpida" (1955), de Curtis Bernhardt, experimentaba un nuevo registro interpretando a la gran diva australiana Marjorie Lawrence (1909-1979) enferma de poliomielitis. Resultado: 3ª nominación para la de Ohio (aunque la victoria fuera ese año para la desgarradora Anna Magnani y "La rosa tatuada").
Algo similar le ocurriera a Jessica Lange que con "Dulces sueños" (1985), de Karel Reisz, se adentraba en la biografía de la malograda cantante country Patsy Cline(1932-1963) y gracias a ella, conseguía su 3ª nominación en la categoría a Mejor Actriz Protagonista (curiosto) (Lange ya tenía uno, como mejor actriz de reparto, por "Tootsie", en 1982).
Como vemos, dar vida a una cantante ha dado buenos resultados a la mayoría de actrices que se han prestado a ello. La grandes beneficiadas de esta tendencia han sido dos norteamericanas:
Sissy Spacek hizo uno de sus mejores papeles al aproximarse a la vida del icono de la música country Loretta Lynn en "Quiero ser libre" (1980), de Michael Apted, y la Academia lo reconoció con el Oscar (era su 2ª nominación tras "Carrie", de Brian de Palma, en 1977), además del Globo de Oro (Actriz de Comedia/Musical) y muchísimos otros.
Reese Witherspoon acompañó a Joaquin Phoenix en el biopic sobre el ídolo norteamericano Johnny Cash, asumiendo el papel de su esposa, la también cantante June Carter. La película "En la cuerda floja" (2005), de James Mangold, se recordará por la química entre los protagonistas y por la avalancha de premios que la actriz de Louisiana recibió (Oscar, por supuesto).
No debemos olvidar a Cate Blanchett y su trabajo en "I'm Not There". Su Bob Dylan particular es elogio de todos y tiene el pase asegurado para la noche de los Oscars de este año, pero el triunfo en mejor actriz de reparto no lo tiene consigo.

2 comentarios:

El Pijo dijo...

A mi parecer, este año el Oscar no es para Cotillard. Christie y Page tienen más posibilidades (Cotillard se ha retrasado un tanto con los premios de la crítica), y yo le daría el oscar a Ellen Page, para ver si se bate el récord de actriz más joven en conseguir el Oscar de mejor actriz.
¡Suerte Page!, depués de ella, apoyo a Cotillard.

No olvideis daros una vuelta por mi blog y ver mi análisis más detallado en esta categoría:

http://muchotodocine.blogspot.com/

¡Feliz año 2008!
¡Feliz Navidad!

Anónimo dijo...

CATE BLANCHETT SHOULD WIN FOR SUPPORTING ACTRESS!

CATE BLANCHETT DEBERIA RESULTAR GANADORA EN REPARTO! ES LO JUSTO, NO HAY OTRA MEJOR QUE ELLA EN LA CATEGORIA.